Un paseo por Myanmar

Myanmar es un país con una historia muy interesante, les recomiendo que lean un poco sobre su historia política, ha estado bajo un gobierno militar desde 1962 y recién en 2016, se constituyó el primer gobierno democrático después de años de lucha para lograrlo, pero insisto, investiguen un poco la historia del país y de su líder porque es muy interesante.

Yo ahora no les voy a contar sobre eso, si no sobre los lugares que recorrimos durante 15 dias por este país y que deberían conocer si alguna vez van:

Llegamos a Yangón, una capital con mucho movimiento y mucha vida en la calle, como es común ver en Asia, aunque este lugar tenía varias diferencias, como les comenté en el relato anterior (Descubriendo Myanmar): la vestimenta de los hombres, el uso del Tanakha, esa especie de protector y maquillaje que usan las mujeres y niños pero además de ésto y los puestos donde vendían las hojas de Betel se podían ver muchas más cosas, como por ejemplo puestos donde vendían artículos de ferretería pero… viejos, otros donde cocinaban ahí mismo, algunas comidas poco atractivas para mi paladar pero interesantes para ver…

Myanmar - Yangon - comida
Comida en la calle de Yangon

Además de entretenernos viendo las cosas por la calle, fuimos a visitar la pagoda Shwedagon, una de las más importantes para los budistas del país y una de las más antiguas del mundo. Tambien visitamos otra pagoda que se encuentra en el centro de la ciudad, a su alrededor hay muchos negocios donde hacen lectura de manos por si a alguien le interesa (nosotros la hicimos aunque entendimos la mitad 🙂 )

En la ciudad hay unos parques muy lindos para recorrer y descansar y mercados para conocer.

Pagoda Shwedagon
Pagoda Shwedagon

Desde la capital nos fuimos a Bagan, una de las ciudades más turísticas y conocidas de Myanmar. Existen más de 4000 pagodas para recorrer y conocer, lo más recomendable es alquilar unas motos eléctricas para hacerlo. Nosotros no tuvimos mucha suerte con el clima, ya que no pudimos ver el amanecer ni el atardecer por las nubes, pero igualmente se siente mucha paz y tranquilidad caminando por las pagodas y contemplando el paisaje. Nosotros estuvimos en una hasta que oscureció tomando mates y en otra tuvimos la suerte que un monje nos enseñara a meditar, esas cosas que te pasan en los viajes y no lo podes creer! (ya voy a contar varias en otro post)

Bagan - Yangon
Bagan – Yangon

Luego de recorrer las Pagodas, nos fuimos a un pueblo que se llama Kalaw, desde donde contratamos el trekking para ir hasta Inle Lake. En Kalaw, no hay mucho por ver más que conocer la cultura un poco más de cerca, nosotras nos tuvimos que quedar una noche más porque yo estaba con un poco de fiebre y esperamos a que me mejorara para empezar la caminata. Nosotras hicimos el recorrido de dos días y una noches hasta llegar a Inle Lake, el paisaje es muy lindo se va pasando por zonas rurales donde te cruzas con gente del lugar y el verde del recorrido es hermoso

El trekking finaliza en una aldea del otro lado del lago donde se almuerza y de ahí en bote cruzas hasta la ciudad de Inle, un lugar tranquilo donde se puede ir a visitar otras aldeas por la zona y también hacer una excursión para ver a los pescadores del lugar que utilizan una técnica muy particular.

Inle Lake - Myanmar
Inle Lake – Myanmar

Como estábamos jugadas con los días y queríamos tomarnos el tren que va hasta Mandalay para cruzar por el viaducto Goteik, estuvimos una sola noche en Inle y al otro día viajamos a Hsipaw que llegamos a la madrugada y nos quedamos haciendo tiempo en un “bar” de la calle tomando unos té y cafés muy ricos que preparaban.

Cuando amaneció nos fuimos directamente a la estación de tren donde no había nadie y tampoco información sobre los horarios y precios del tren, tal vez la información estaba escrita en su idioma… y nosotros no la supimos entender…

Myanmar

Descifrando la información

Si es por cuestiones de tiempo, el tren no es la forma más rápida de llegar a Mandalay, es bastante lento y se recomiendo bajar en Pyin u Lwin y desde ahí tomar un taxi, eso hicimos nosotras. Igualmente la experiencia de andar en el tren, disfrutar de los paisajes y pasar por el famoso viaducto Goteik vale la pena.

En Mandalay contratamos un taxi que nos llevó a hacer un tour, lo que me pareció más lindo para conocer en la ciudad fue la colina de Mandalay al atardecer con unas vistas muy lindas como así también el puente U Bein que es el puente de teca más largo del mundo, cruzarlo al atardecer e ir contemplando los colores del cielo y el agua es hermoso.

U Bein - Puente de Teca

Ir a conocer Myanmar vale la pena, es un país el cual todavía no esta muy explotado al turismo por lo que la experiencia que se vive con la gente local es muy diferente al resto del sudeste asiático y tiene unos paisajes y cultura hermosa para descubrir.

Si querés enterarte cuando publico una nueva historia, hacé click acá

Más fotos de Myanmar:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *