Paseando por los Templos de Angkor

Una de las cosas por la que todos los turistas van a Camboya es para visitar los Templos de Angkor. Son tan importantes que forman parte de la bandera Camboyana.

Los templos, son de la era del imperio Jemer desde el siglo IX al XV y son unos centros arqueológicos que cubren un aréa de 200 kilómetros cuadrados, por lo que lleva tiempo realizar la visita. Hay tres opciones de tickets: por un día, por tres días o por siete. (info: https://es.wikipedia.org/wiki/Angkor_Wat)

En Siem Reap me había reencontrado con los chicos de Finlandia, ellos sacaron el ticket para recorrer los templos de un día y yo saque el de tres porque quería ir a recorrerlos en bicicleta, pero el primer día contratamos un tuk tuk para ir a ver el amanecer y nos llevó a recorrer los principales templos: Angkor Wat, Bayon y Ta Prohm.

Les cuento como fue mi experiencia en cada uno, les aviso que al no haber contratado un guía (mal hecho) que nos diera más detalles de cada uno, dejé volar mi imaginación y entre fantasías sacamos nuestras propias conclusiones.

Arrancamos 4.30 am para ir a ver el amanecer en Angkor Wat, el templo principal y mejor conservado. Aunque esté lleno de turistas, el amanecer se disfruta con tranquilidad y silencio, disfrutando de una hermosa paz mientras el sol se va asomando por del templo.

Angkor Wat

Después nos dirigimos a Bayon, también lo llaman “four faces” ya que en cada una de sus torres tiene talladas 4 caras, acá fue donde empezamos a extraer nuestras conclusiones con Zubi, y nos imaginamos que el significado era: que- vayas donde vayas Bayon siempre te está mirando, porque la verdad que caminar por el templo rodeada de las caras, es inevitable no tener una sensación de estar siendo vigilada, observada en cada paso que das.

23072015-DSC_0880

El tercer templo que fuimos a visitar, Ta Prohm, mas bien conocido como “el de Tomb Raider”, debido a que allí se filmó esta película, por suerte yo no la vi, asique no hice esta asociación.

El único problema que tiene este templo es que desborda de turistas, más que en los anteriores, lo que le quita un poco de magia. Igualmente fue uno de mis preferidos porque la verdad que es impactante ver como la naturaleza se hace presenta entre los edificios, enormes raíces que intentan aplastar los templos como reclamando su espacio. Pareciera una guerra entre la naturaleza y la civilización.

24072015-DSC_0998

Ese día terminamos agotados, al día siguiente nos quedamos en la ciudad, fue muy divertido, probamos Durian (una fruta muy fea típica de la zona), nos cruzamos con gente local muy simpática y con las sonrisas de los niños.

Al día siguiente alquilé la bici y me fui a recorrer alguno de los otros templos, una experiencia muy linda pero ya al final cuando empecé a ver todos los templos iguales decidí pegar la vuelta. Consulté por cual camino tenía que volver y un guardia me dijo que el mejor camino era por la izquierda porque el de la derecha era más largo y como no tenía apuro decidí ir por la derecha, estuvo lindo porque era una zona muy distinta, rural, pocos turistas y como toque final se largo a llover! Asique ahí estaba… disfrutando de la lluvia por los templos de Angkor.

23072015-DSC_0774

 

Para enterarte cuando publico una nueva historia, hacé click acá

Más Fotos de los Templos de Angkor:

 

 

3 thoughts on “Paseando por los Templos de Angkor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *