Italia: Como lucen los Ángeles? – Mi llegada a Genova.

Fui hasta Génova utilizando BlaBlaCar es una página donde alguien que esta por ir desde ciudad A hasta ciudad B publica su viaje y pone un precio, si yo voy a B lo contacto y listo. Es una herramienta muy usada en Europa.

Mi conductor era Dimitri, un chico de Rusia que vivía en Lausanne, Suiza hace 6 años y estaba yendo a Italia a encontrarse con su esposa. Él no conocía Italia y yo menos, así que ninguno sabía la zona donde me estaba dejando.

Eran las 23 hs, ya de noche y me dejó en una estación llamada Brin, yo había visto que desde ahí me tenia que tomar algo número 9, no tenía muy claro si era un metro o un bus, pero el tema es que a penas me bajé del auto, miré alrededor y evidentemente no era una linda zona. Estaba en una callecita en bajada que daba directo con la estación de tren que estaba cerrada, me rodeaban edificios viejos, que por la oscuridad para mi eran de color negros y ahí en la intersección de las calles un bar.

En la vereda del bar, un hombre de unos 40 o 45 años, fumando y tomando cerveza, su pelo medio largo de color oscuro con canas por lo que más bien el color era gris y tenía puesto lo que creo que era su ropa de trabajo, ya que era un pantalón azul con manchas de pintura y si mal no recuerdo una remera blanca. Me acerqué y le dije: – Do you speak English? (Habla Ingles?)  a lo que el me contestó medio riéndose – Just a litlle (Solo un poco), solo un poco era suficiente para mi… para que quería más si yo también sabía solo un poco.

Le pregunté cómo hacía para llegar a mi hostel, le mostré el mapa y dirección en el celular y me dijo que el tren y el metro estaban cerrado, debía tomarme el bus número 9. Ahí pensé, bien número 9 es correcto. Pero… dónde me lo tengo que tomar? Le pregunté al Señor e intentó indicarme con las manos, pero me miró y me dijo que él me acompañaba, hizo seña de que esperara, entró al bar, le avisó a sus amigos que me iba a acompañar, o eso creo que hizo, volvió y yo le pregunté si podía comprar el ticket en el bus entonces el hombre sacó un montón de boletos de su bolsillo pero cuando intenté pagarle por uno, él me dijo: – Its ok, Its a present for you (esta bien, es un regalo para vos) y empezamos a caminar hacia la parada del ómnibus. El señor pasó todo el tiempo diciéndome que no era una zona segura para mi, que por que estaba yo ahí? medio que se reía y me preguntaba, cómo llegaste vos hasta acá? no es un lugar para vos, y yo le intentaba explicar que no sabía eso y la forma en que había llegado hasta ahí.

13062015-dsc_0010

Cuando llegó el colectivo el señor no solo decidió acompañarme hasta la parada, si no que se subió al colectivo conmigo y me acompañó hasta la puerta del hostel, todo el camino me siguió advirtiendo que no era bueno que una mujer anduviera sola caminando con una mochila por esa zona, que era peligroso. Obvio que desde que llegué a la estación Brin y durante todo el camino al hostel fui con miedo, no sabía donde estaba, con quien estaba, lo único que sabía es que iba en la dirección correcta porque lo había visto en internet, creo que eso era lo que me dejaba tranquila.

Cuando llegamos a la puerta, me despedí con un apretón de manos, le dí las gracias y le dije: You are an ángel! (Ud. es un ángel) y el hombre Sonrió

FOTOS DEL SIGUIENTE DIA EN GENOVA:

3 thoughts on “Italia: Como lucen los Ángeles? – Mi llegada a Genova.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *